DUDAS

¿Qué edad es la idónea para empezar el tratamiento logopédico?

No hay una edad de inicio, y dado que la logopedia abarca tanto la comunicación, como el lenguaje o el habla, puede aparecen en cualquier edad. Es decir, si se observa que un bebé no señala con el dedo lo que desea, ahí ya estamos viendo una necesidad de tratamiento.

Si se observa que un niño/a de dos años no emite sonidos, estamos también ante un caso de necesaria intervención; si vemos que un niño/a tiene dificultades para estructurar el lenguaje, si un niño/a tiene dificultades en la compresión del lenguaje,… y en otras muchas alteraciones.

En cuanto se detecten dichas alteraciones es cuando se debe empezar el tratamiento sin importarnos la edad que tenga.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento logopédico?

Es necesario recibir logopedia hasta que desaparezca la dificultad. Y además, los tratamientos de logopedia, en algunos casos, son eficaces a lo largo de toda la vida. No existe una edad a partir de la cual no se aprecien los beneficios.

¿A qué edad se debe adquirir la /rr/?

El sonido /rr/ es el último que se adquiere. Si únicamente hay dificultad en este sonido, se considera normal hasta los 5 o 6 años.

¿Existe un problema si un niño escribe las letras al revés?

Durante los primeros años de aprendizaje de la lectura y la escritura, es normal que aparezcan errores de este tipo. Es decir, deberían desaparecer a lo largo del primer curso de primaria. No obstante, lo ideal es observar al niño en su totalidad, ya que es posible que el escribir las letras al revés nos esté indicando problemas no resueltos de etapas anteriores, como alteraciones en la organización temporal o espacial, de percepción visual, etc.

¿Cómo sé si mi hijo tiene una dislexia?

Una dislexia no debe ser diagnosticada antes de los 8 años, es decir, más o menos cuando el niño ya lleva 2 años leyendo. Debe ser diagnosticada por un especialista, que evalúe al niño en su totalidad.

¿Cómo se trata el TDAH?

Los objetivos del tratamiento del TDAH deben ser los siguientes:

  • Mejorar o anular los síntomas del TDAH.
  • Reducir o eliminar los síntomas asociados.
  • Mejorar las consecuencias del TDAH:aprendizaje, lenguaje, escritura, relación social, actitud en el entorno familiar, etc.

Las tres bases del tratamiento son:

  1. Información exhaustiva a padres y profesores.
  2. Tratamiento psicopedagógico.
  3. Tratamiento farmacológico.

¿Se hereda el TDAH?

La hiperactividad tiene un componente genético importante, que determina hasta el 70% del trastorno. Sin embargo, factores biológicos no genéticos y ambientales juegan también un papel importante en su desarrollo y, sobre todo, en la forma de manifestarse.

Aunque su presencia en algún miembro de la familia es un factor de riesgo para los descendientes, no todos los niños hiperactivos tienen antecedentes familiares.

¿Por qué el niño hiperactivo presenta dificultades de aprendizaje?

Las dificultades en la atención debidas al trastorno hacen que su rendimiento en clase y en las tareas sea menor de lo esperado por su capacidad intelectual y dificultan su concentración. Además, la hiperactividad no permite persistir mucho tiempo en una misma tarea, y la impulsividad lleva a que se aburran fácilmente y abandonen las actividades sin completarlas correctamente.

¿El TDAH se pasa con el tiempo?

El TDAH es un trastorno del desarrollo neuropsicológico (de ciertas funciones como el autocontrol de las conductas) cuyas manifestaciones varían con la edad de quien lo padece (por ejemplo, la hiperactividad motora tiende a disminuir con la edad, pero la inatención persiste con frecuencia), persistiendo en un 30-70% de los casos en la vida adulta.

¿Para qué sirve el tratamiento farmacológico?

El objetivo de la medicación es estimular aquellas áreas cerebrales que están poco activas. Con ello se consigue mejorar los síntomas principales del trastorno, mejorar el rendimiento académico y comportamental del niño, facilitar las interacciones escolares, familiares y sociales, y permitir un desarrollo más eficaz de las intervenciones psicológicas y pedagógicas.

¿Qué puedo hacer en casa para ayudar a mi hijo?

Puede ser difícil criar los niños que tienen TDAH. Ellos pueden tener dificultad para comprender instrucciones. Los niños que están en un estado constante de actividad pueden representar un reto para los adultos. Usted puede tener que cambiar su vida un poco para ayudar a su niño.

He aquí algunas cosas que usted puede hacer para ayudar:

      • Haga un horario.
      • Simplifique las reglas de la casa.
      • Asegúrese de que sus instrucciones son comprendidas.
      • Premie el buen comportamiento.
      • Asegúrese de que su niño sea supervisado en todo momento.
      • Fíjese cuando su niño está alrededor de sus amigos o amigas.
      • Fije una rutina para hacer las tareas.
      • Concéntrese en el esfuerzo y no en las calificaciones.
      • Hable con los maestros de su niño.